Economía desde la Basura

imagen-economia

“La basura de uno, es el tesoro de otro”

Esta popular frase describe tan solo 9 palabras un gigantesco negocio dentro del Perú, en: la exportación de residuos sólidos.

Según el MINAM, Ministerio del Ambiente en Perú, cada día se producen 23 mil toneladas de basura, y cada peruano genera aproximadamente 1 kilogramo de residuos sólidos, mayormente compuesto entre plásticos, desechos orgánicos y papel, ya que a diferencia de por ejemplo, un envase biodegradable para jugos, estos aún cuentas con posibles décadas o centenas de años –en el caso del plástico- antes de convertirse en realmente inservibles.

Y estas apenas son cifras aproximadas ANTES de la pandemia que aún impera en todo el mundo.

Por muy desagradable que pueda llegar a sonar, estas colosales montañas de basura proponen un negocio igual de colosal: Reciclar desechos.

¿Qué tan “colosal”?

En el 2010, el Perú generó más de 50 millones de dólares.

En el 2015, este número se elevó a más de 100 millones.

Este 2020, la crisis sanitaria global influye mucho en la facilidad de poder reciclar, pero no cabe duda de que quienes ven una oportunidad de generar ingresos, disminuir costos, lograran cerrar este cifra de forma satisfactoria.

imagen-basura

Se puede asegurar nuevamente que el peruano es capaz de “vender hasta las piedras.

Seguro te preguntas; ¿Por qué pagar por semejantes cantidades de desechos?

No se trata de cualquier cúmulo de basura y ya, todo lo contrario, esta se separa por material, se compacta (por ejemplo, el plástico o el aluminio), se almacena y se vende como materia para producir nuevos artículos. He ahí su valor.

Si todo está bien organizado y descartas tu basura de forma correcta: papel con papel, vidrio con vidrio, orgánicos con orgánicos, facilitas la valoración de estos desechos.

¿Pero quién compra tanta basura?

La verdad es sencilla: Otras compañías.

Los mayores compradores se ubican en Asia, Estados Unidos, Holanda, Noruega e incluso Ecuador.

Pero, no todo va al exterior. El sector privado cuenta con el apoyo y el reconocimiento del gobierno peruano para también sacar ventaja del ejemplar sistema de reciclaje de nuestro país. He aquí algunas empresas que han destacado en cuidar a la madre tierra y madres ganancias.

  • Grupo Carvajal, aprovecha los residuos de azúcar –Bagazo- para comercializar envases biodegradables al por mayor, por ejemplo.

  • Entel, una empresa del área de las telecomunicaciones, fomenta el re-uso y de artículos electrónicos de oficina, reduciendo costos operativos.

  • ENTA, invirtió en desarrollar baterías re-utilizable y “kits” que almacenan energía solar para luego ser usada en casa. Por lo que reducen enormemente la cantidad de residuos que generan al medio ambiente y se permiten minimizar la cantidad de material a comprar al manufacturar sus productos.

  • En la medicina es invaluable ya que su degradación completamente natural con cero impacto al cuerpo humano permite crear ubicar implantes y placas con impresoras 3D, que otorgan una recuperación normal sin necesidad de una segunda cirugía para retirarlos.

Si bien es cierto que no todo lo que brilla es oro, también se puede decir que hay otro en la basura que generamos cada día. Desde nuestro propio hogar podemos sacar provecho a los desechos si los organizamos.

Por supuesto, otra beneficiosa alternativa se encuentra en productos biodegradables que nos permitan como último recurso, dejar que la naturaleza los descomponga en pocos días.

Entonces, cuando pienses en lanzar una botella de yogurt o una pieza de cartón por una ventana de tu vehículo u hogar, recuerda que alguien más lo convertiría en oro. Así que; ¿Por qué tú no?

Continúa leyendo ➤
imagen-microplastico
El Micro Plástico y
el Macro Impacto en...